Superman II

Después de ver la nueva de Superman, de quien ya habíamos hablado en este Blog, me quedaron algunas sensaciones… 

Ponele que dejábamos al actor este, que es malísimo pero tampoco el personaje da para más. Esta bien, lo dejamos. Y a Russel Crowe también, nos cae bien. Asi, gil, robótico como está, lo dejamos igual. Ponele. Y ponele que si en vez de Snyder la dirigía Raimi. Y que DC aprendía a reírse de si mismo. Y que se escribía un guion como la gente, que se entienda, simple y redondo, sin referencias pseudoreligiosas excesivamente obvias, y donde se logre una empatía en serio con el protagonista, aunque mas no fuera pq cae simpático (que nunca lo va a ser). Y ponele que aceptamos, como si fuera un axioma irrefutable asi impuesto por un legal antes de la película, que si a superman le pones los anteojitos la misma mina que lo besó dos escenas antes no lo reconoce. Ponele que aceptamos eso. Y ponele que en vez de Superman era otro superhéroe un poco más copado. No se, hasta Aquaman que es cualquiera, q c yo. Ponele. Y ponele que dejamos pasar todas esas cosas que me hincharon las pelotas pero que ahora no me acuerdo (los diálogos redundantes, la ciudad destruida absurdamente, el abuso formal del “pseudorealismo” facilista). Ponele que todas estas cosas: Ahí, en uuuuna de esas, les salía una película a la altura de las expectativas. 

A superman hay que buscarle la vuelta, radicalmente. Sino cinematográficamente, en el arte mas popular del mundo, no va andar nunca. 

Superman en serio no funciona. Porque sino pasa lo que pasa con esta película, que te deja la sensación esa triste, casi de verguenza ajena, de cuando alguien se quiere hacer el gracioso y no le sale, pero al revés.