Puto de oreja

Tiene que haber alguna explicacion, o deberia haber sido analizado por algun freudiano, o por Freud mismo, el placer que da el hisopado de una oreja. Es la intrusion de un cuerpo ajeno adentro del propio: Es una penetracion que da placer (como tantas). Te metes un hisopo en la oreja y se siente bien. Relaja. Son masajes internos que, si nos atrevemos, pueden llegar hasta el cerebro. Estas masajeando el cerebro con el hisopo. Es como una relajacion de la mente, de los recuerdos. Ya nada importa si te estas limpiando con un hisopo, todo parece tener sentido.
Creo que soy puto de oreja.