Un buen día

Sabés que es un buen día cuando, después de un par de horas escuchar el reproductor en shuffle, te das cuenta que no adelantaste ninguna canción. No porque los astros esten constelados de tal forma que hacen que te toquen solamente canciones agradables, sino más bien porque puede aparecer cualquier pedorrada que no te va a romper las pelotas. Cualquier verga te cae agradable.


(El titulo de la entrada me recuerda a ese asqueroso trailer de la película homónima. Eso si que te va a romper las pelotas por mas lindo día que sea. Si tenés huevos para verlo, clickea acá.)