Pocitos

Me gustan los pocitos que se le hacen al costado de la boca cada vez que sonríe. Y mas cuando le salen por sonreír sin razón, en silencio. Cuando estoy tan cerca que la siento sonreír pero no la veo (se esconde, es precavida, porque sabe que cada vez que sonríe me enamoro un poco más) y ella se mete ahí, encaja en mi hombro. Y sonríe. Y ahi, pum! siento el pocito.