Dos boludeces

Algunas boludeces hay que leerlas dos veces para darse cuenta que lo son. Algunas boludeces hay que leerlas dos veces para darse cuenta que lo son.