La gran muerte

Tengo que limpiar la casa. Pero vamos con uno rapidito. A veces surgen estas necesidades. 
Se me ocurre que la muerte debe ser placentera. Digo, los franceses llaman al orgasmo la “pequeña muerte” o “La petite mort”(1). Es como un increscendo que termina repentinamente en un golpe de cansancio tan grande, q se vuelve placentero. Pienso, en una reflexión tan rápida como inconsistente, ¿No será la muerte, ese último suspiro, es también nuestro último gran orgasmo? Siendo la vida un increscendo tan grande que culmina, aunque fervientemente, en la nada misma; en un cansancio tan grande que nos desgasta totalmente y definitivamente?(2). Se me ocurre que la muerte, el momento en que morimos, debe ser placentero. Pero zarpado en placentero. Te liberas del cuerpo, o sea ¿qué más descansado que eso podes estar? 
Se me ocurre alguien inmortal, que no para de matarse una y otra vez, porque lo disfruta. Es como matarse a pajas, pero más literalmente. Y sin pajas. 
Nada, eso. Igual en alguna película lo vi. 
Me voy limpiar que viene gente. 

(1) "Pequeña muerte llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza." dijo E Galeano. O lo escribió. O por ahí lo escribió en voz alta. 
(2) No supe bien donde abrir ese signo de pregunta. Quizás no deberia haber cerrado el anterior. En fin.