Blongdiola

Quizas empieze a usar el blog de forma mas cotidiana. Contando boludeces, como siempre, pero mas asi de todos los días. Como el sanguche de bondiola que me voy a comer en un rato, o las aventuras con mi gata nueva(1). Textos asi menos pensados, mas escupidos, casi vomitados (mas por la forma que por el olor). Pasa que comento algo, y eso lleva a otra cosa, y eso a otra y como que si no le encuentro una explicacion existencial al universo a mi sanguche de bondiola, no tiene sentido. Es una mania medio pelotuda, y un poco hipócrita quizas. Si ven que me pongo pelotudo diganmeló, de verdad. Comenten "Che gil, date cuenta quie estas subiendo boludeces" y listo.

Nada, la bondiola es rica porque no tiene cueritos y podes comerla en sanguche tranquilo. Si me pido el vacío, por ahi viene con cuerito, y se hace inmasticable, y es una paja sacarlo del sanguche, cortarlo, volverlo a poner porque no da comer el pan solo... 
Vamos a ver que sale. Del blog y de la bondiola(2).

(1) No voy a abusar de anécdotas gatunas, queda medio gay.
(2) El titulo sale de híbrido entre blog y bondiola, diganme si no es genial.