Apreciaciones culinarias

Esto de vivir solo trae consigo el reconocimiento de algunas características propias que no habia tenido la posibilidad, o las ganas, de conocer. Una de ellas es que creo que no me interesan en lo más mínimo las artes culinarias y/o gastronómicas. Por ejemplo, cada vez que hago fideos o puré chef, dos cosas que, coincidimos, son ultrabásicas(1), tengo que leer las intrucciones que vienen en el paquetito. Cada vez. Y aún asi me equivoco (“uh, era MEDIA taza de leche” digo mientras me palmeo la frente, por ejemplo(2)).


Tampoco es que digan “Que bruto, que erudito comedor sibarita que es Pulfer...”, pero no creo que la explicación esté en la capacidad de disfrute. O sea, desde luego que disfruto de una buena comida, pero para mi una buena comida es un churrasco con papas fritas por ejemplo, y no alguna mezcolanza exótica de mariscos y de huevos de codorniz condimentada con finas y excentricas hierbas congolesas. O sea, ni mayonesa le pongo a nada. Carne, y papas fritas. Y gracias. Cualquier otra cosa que se le agregue seria un desperdicio, una intromisión de algun sabor que vendría a denigrar la pureza de los que ya están en el plato. Pero bueno, creo que el hecho de que no me guste cocinar y no me gusten las comidas complicadas son “casua” y no “causa” lidades. Una cosa no implica la otra. O sea, me gusta la musica clasica pero me das un violin y lo uso para rascarme el culo.


Un parrafo aparte (literal y letarariamente) merece el asado. Asado que SI me gusta hacer, y me sale como me sale, pero no lo considero dentro de las artes gastronómicas. Es algo mas ritual, mas primtivo, es casi antropológico. Es como el sexo. Si, definitivamente, mientras escribo esto(3) me doy cuenta que hacer un asado esta mucho mas cerca del acto sexual que de las finas artes de la condimentacion de una ensalada, o del relleno de un raviol.


(1) El pure chef debe ser a la gastronomia, lo que los libritos para pintar de Disney que te venden en el kiosko son a la pintura.

(2) Tengo la delicadeza de realizar dicha plamada con la mano contraria a la cual estoy sosteniendo el paquete. I’m a genius.

(3) Lo remarco para que se entienda que esun acto espontaneo, si lo pienso quizas me arrepienta.