Caminarte

Para pensar tengo que caminar. Por eso me cuesta tanto escribir sentado en el piso o acostado, porque la distancia que tengo que recorrer para pararme y caminar es mayor.
Paja levantarse para pensar.

Ahora bien, lo que podría hacer, que es parecido, es rodar en el piso. Tipo como si me estuviera prendiendo fuego pero sin desesperación. Igual para eso primero tengo que barrer.

Lo que no se es si lo que me incentiva el pensamiento es el caminar, o simplemente el trasladarme de un lugar a otro. Hay algo en el caminar que no lograría si rodara, o si andara en bici o en silla de ruedas (1). Tienen que ver las gambas evidentemente. O por ahí con pararse, sentirse superior, apoyar el codo en una mano y con la otra rascarse la pera y decir "puede ser"(2). Bajo ese concepto, también podría hacerlo manejando un camión groso, o cabalgando un Tiranosaurio. Cualquiera se siente superior arriba de un Tiranosaurio. Habrá que ver.

(1) Toco madera.
(2) Cuando uno esta tratando de llegar a alguna conclusión ocurrente, o tratando de sacar una epifanía del sombrero, y alguien le dice algo cierto, uno siempre tiene que decir "puede ser". Nunca "si, tenes razón". Después dejas pasar un rato y decís lo mismo que dijo el otro pero diferente. Y ahí si, marafillosa idea, marafillosa.