Mi experiencia por la china y una oportuna retirada

Hoy me dió charla la chinita del supermercadito. En realidad creo que son japoneses. La cosa que hablamos un ratito sobre la negligencia de los distribuidores de la linea de cocacola, y un poco sobre la correcta pronunciacion de la marca Dunhill(1), tema en los que ella y yo somos eruditos (respectivamente).

La verdad que la chinita esta masomenos buena, su orientacion orientalidad suma un poco, pero el chamuyo se vio obstaculizado por varios factores.

  • Diferencias idiomáticas.
  • Personas en al cola (des)esperando por ser atendidas.
  • La extraña incertidumbre que me despierta no poder dilucidar si la chinita esta en sus 20s o en sus 40s.
  • Y la cercana presencia del coreano que, sospecho, será el esposo y dueño del lugar. Al verlo sentado en una silla vieja al lado de la puerta del supermercadito; mi afición a las películas orientales me hacen verlo un poco estereotipado, con sus chancletas de viejo, camisa hawaiana y shorts de futbol, como el capo mafioso de alguna familia yakuza, cuyos secuaces seguramente vendrán a molerme a palos si se enteran que tengo intenciones impías para con su esposa. Probabalemente tambien torturen a mi familia en frente de mis ojos, y si bien el peligro suele condimentar las relaciones amorosas prohibidas, créanme que eso no sucede cuando se trata de 20 ninjas mercenarios expertos en artes marciales.
(1) Cuando le pregunt a mi vieja porqu fuma Dunhill dijo "porque me gustan". No se, para mi sigue sin justificarse.