La mujer y la ficción

Escuchando a Dolina descubrí una verdad (como tantas veces). Y me tomo el atrevimiento de citarla ya que roza a varios de los valores con los que nos manejamos en este blog, aunque más no sea del teclado para adentro. Siento necesario quede acentado en estas efímeras paginas.


¿Por qué es tan abundante(1) la mujer hermosa en la ficcion?

Lo primero que se me viene a la mentes es que al ser la musa la que inspira la mayoría de las historias/obras, es necesario encontrar una que se asemeje para interpretarla. Quizas también porque los directores eligen actrices que les gustan para levantárselas, o por efímeras razones de mercadeo comercial y el "estarsistem". No olvidemos también la maravillosa satisfacción que tiene el director de tener bajo su mando, de guionar literal (y literariamente), el comportamiento de una mujer hermosa! Algo que en el mundo real es totalmente impensado, imposible hasta para ellas mismas. No hay nada mas incierto que el destino de una mujer hermosa.

Pero la verdad, y aquí es donde entra el Negro en escena, es que ellas hacen verosímil cualquier acto. Cualquier cosa que se haga por el amor de una mujer es verosímil, y esa es una de las razones por las que son tan requeridas en la ficción. Son la perfecta excusa para escribir cualquier cosa.


(1) No quisiera que pase desapercibido el juego de conceptos entre la abundancia de mujeres en cuanto a cantidad, y en cuanto a la abundancia de porte físico y dotes pulposos. Gracias.