Recuerdo

Cuando era chiquito era gordito y baboso, y decían que era tierno.
Ahora sigo siendo gordito y baboso, pero me dicen degenerado.

Eso es madurar.