Bitácora del Capitán

Los posteos findesemanistas suelen ser una garcha. Especialmente si son escritos un viernes a las 4 de la mañana después de una noche de sexo y muertes estúpidas. Tampoco los comenta nadie, porque generalmente los finesdesemana la gente normal tiene mejores cosas que hacer que leer este blog. Y sepan que deberia tenerlas durante la semana también.

Así que voy a tratar esos temas irrelevantes que tan poco le interesan a la gente. Es como una estúpida necesidad, como ingenua, infantil, de escribir. Pero bueno, dejémonos llevar.
Resulta que tengo conjuntivitis. Pero no una de esas conjuntivitis mariconas que tenés un poco de lagañitas a la mañana y te pones tecito(1) y se va… no. Me agarró hace ya varios días cuando, en la casa de un amigo, le digo “che, me pica el ojo”. A la mañana siguiente lo tenía hinchado, símil a un tomatito cherry podrido, y cegado por lagañas. “Diez días y se te va”, me dijo mi vieja; que sabia del tema porque la semana pasada lo había sufrido ella, y la anterior mi hermana, y la anterior mi otra hermana. Pero la cosa es que hace unos días, cuando mi ojo izquierdo se estaba curando, deshinchando de a poco, dejando de segregar sustancias de sospechosa consistencia, me desperté con los DOS ojos pegados (cada uno por su lado, no entre si). Es decir, que me autocontagié. ¿Me quieren decir como puede ser uno tan boludo de contagiarse a si mismo una enfermedad que ya tiene? No sabría explicarlo. O si, pero todavía no tengo el autoestima tan bajo. El tema es que ahora ando cual mister magoo, acercándome a la pantalla tratando de hacer foco, configurándola a 1024 porque así no veo una verga, y a las puteadas con las gotitas y todo eso. Para colmo el otro día en el torneo que juego los sábados ligue un pelotazo justo en el ojo hinchado, y dolió. Me enteré también que el torneo este tiene granDT propio (que por cierto quiero alardear de mis 104 puntos del GDT posta la ultima fecha), y que te armas tu equipo y todo, y me fijé y me pueden comprar para su equipo por unos módicos $900. Y además de meter goles, por el mismo precio, hago asados y entretengo a los chicos, entre otras cosas masomenos interesantes. Una ganga.

Tengo muchas cosas que escribir (largometraje, tesis y el inminente documental), y estoy malgastando caracteres en esto. Mañana seguiré a full. Igual tampoco siento que los malgaste. En fin, too much information, doy por concluido otro post tipo “escritura automática surrealista trucha” de los que recomiendo sinceramente que no vale la pena leer.

Podría nombrar también el fútbol bloggero del lunes (suena nerd decirlo asi) o la vomitiva actuación de independiente en el día de ayer, o contar mis planes para el fin de semana, o charlar sobre la importancia de la letra C en el idioma croata, pero no quiero. Eso si, no olviden que, así como los que terminan jugando de 3 son enganches mediocres, los videoartistas son todos cineastas frustrados.


(1) El tío word me corrige a “tesito” pero yo estoy casi seguro de que se dice “tecito”, de té chiquito. No confundir con “te cito”, que suele decírsele a alguien cuando se lo cita (ya sea porque se dice algo textual que dijo, o porque se pretende contar con su presencia en algun espacio-tiempo especificos). Ni con “Thesit’O”, reconocido rapero afgano.