Duendes

"Cuando Sarmiento trajo a los duendes a nuestro país, a fines del siglo XIX, no era consciente de las consecuencias que podía provocar. Sus intenciones eran insertarlos en la sociedad, para fomentar una nación pequeña, habitantes que ocupen menos espacio y de esa manera ahorrar en recursos. Pero estos seres, cansados de ser discriminados e incluso negados por ciertas personas que dudaban de su existencia (nisiquiera Peron, siempre atento a las minorias, les dio representación gubernamental), se establecieron lejos de la urbe, buscando climas similares a su oriunda escandinavia. Desde entonces viven a escondidas, robando chocolate, escondiendo llaves y hasta desvirgando niñas a la hora de la siesta (es de popular conocimiento su alianza con seres diabólicos).

Pero hoy la realidad esta tomando cursos inimaginables. El duende ya es plaga. La falta de depredadores naturales, y su habilidad para escapar de los cazadores furtivos, han hecho de sus travesuras cada vez mas recurrentes, y aunque hoy sean problemas locales (en el noroeste de la Patagonia y algunas zonas de la Mesopotamia), la preocupación no tardará en tomar índole nacional. Pronto buscaran ser reconocidos por la iglesia, ocupar un lugar en el senado y conducir programas de televisión.

Es imperioso que nos pongamos en campaña para encontrar una solución. Primero quitando esas figuras de arcilla de las vidrieras de los locales de souvenires, pero luego con campañas de prevención y facilitándole a los ciudadanos tréboles de cuatro hojas e imágenes de San Patricio, figuras que aterrorzan a estos pequeños seres. Quizás la incorporación de Lepricornios, enemigos históricos de los duendes, sean una salida. Pero algo hay que hacer, porque los duendes están buscando su lugar en el poder; y no dudarán en usar la fuerza para lograrlo…"

Esta podría ser una sinopsis de DUENDES (El Documental), proyecto en el cual estoy trabajando, pero que apenas esta en preproducción. Si bien no es estrictamente un documental, ya que esta basado en gran parte en un cuento de Fontanarrosa, muchos de los datos usados provendrán de fuentes fidedignas. Pronto habrá novedades al respecto, pero ya saben: si creen en duendes, o conocen alguno, o tienen datos que pueden ayudar a la investigación, cualquier información será bienvenida.
Desde ya, muchas gracias(1).


(1) Me gusta decir eso porque me hace acordar a las campañas solidarias que pasaban en la tele. Ahora no las pasan mas, son todos una mierda.