Algunas cosas

No me anda Blogger. Me anda un rato, carga algunas paginas hasta la mitad, y el resto nada. Se me hace imposible leerlos y comentarles, y cada posteo (odio decir entrada) es un parto. Ademas parece a propósito, yo se que si en este momento abro dos blogs de la columna, uno va a dar error, no importa cuales. Creemos que es un problema de la conexión de área local, como diría el tío XP (eso es una X y una P que se leen equispé, no una carita cagandose de risa con la lengua afuera), así que mi vieja llamo a fibertel que, no sólo no le dieron bola, sino que la trataron mal. Comparto un extracto de la conversación.
(O = Operador, M = Madre)

O – … le voy indicando que hacer en la computadora…
M – Bueno, espere que no tengo el telefono cerca de la máquina.
O – Bué…
M – Le paso con mi hija y ella me va indicando lo que ustedes le diga…
O – Bueno, pero apuremos los tramites por favor eh…
UATAFAC¿?¿?¿?¿?
Me cago en la reputisima concha de todos ellos. “Hay que ir y hacer quilombo, gritar, romper algo” le dije a mi vieja. En fin.

Entre otras cosas hoy fui a ver Love Exposure y me encantó. Tiene muchas cosas que el manifiesto culturista aprobaría: humor idiota, chinitas colegialas, sables samurai, chinitas colegialas lesbianas, sangre a chorros, chinitas colegialas lesbianas karatekas, la 7º sinfonía de Beethoven, entre muchas otras cosas. Altamente recomendable, dura cuatro horas, pero son muy pero muy llevables. Estoy teniendo suerte con las películas este Bafici, no se si porque estoy eligiendo bien, o porque tengo gente que me conoce y sabe recomendarme cosas. Esperemos seguir de racha.
Hoy lo vi a Llinás en el Abasto. Estoy recorriendo barrios que no conocía tanto, como Caballito y Palermo, pero más para adentro; mucho subte B y línea 71. En fin, y lo vi a Mariano Llinás y me acorde de que el mes pasado fui al Malba a ver Historias Extraordinarias (otra que dura sus cuatro horitas) que también es genial. De lo mejor que he visto de cine argentino en los últimos años. Quería recomendarla también, ya que estamos con películas largas.

Tengo ganas de contarles algo más pero no me acuerdo qué. Estoy escribiendo mucho al pedo tambien. Tenia ganas de charlar un rato con ustedes, para no siempre subir cosas tan formales y pensadas. Así, escribir como ahora, como sale, sin filtros ni relecturas. Bueno, así sale también, un embole. Letras al pedo. Se nota que los tipeos son gratis. Además el hecho de escribir así nos da un ambiente mas intimo, y les puedo contar, por ejemplo, que hace como diez que no juego al futbol y lo estoy empezando a extrañar. O que en este momento tengo ganas de comer algo rico, tipo sugus max. No quiero seguir escribiendo porque después ustedes entrar y ven que es largo y dicen “Uf! Ni en pedo leo todo esto!” y se van por donde vinieron. El otro dia fui a un casamiento (mis amigos empiezan a casarse, eso es algo que no llega a incomodarme, pero me llama la atención) y la verdad que estuvo todo muy lindo. Con mi amigo Ñancul cantamos el vals de la granja, que quienes me tengan en facebook lo pueden escuchar, y quienes no pueden agregarme, que no muerdo. Y tambien iniciamos una, posteriormente popular, lucah de bolitas de gel. Unas bolitas que compraron en el tigre, y que las tenian de centro de mesa, llamadas algo asi como Cristal Mud que son chiquitas, pero cuando las pones en el agua por varias horas crecen. Mucho, como 1000% diria yo. Son una masa, cuando están grandecitas las podes agarrar y tocar (y tirar) y son re uachi. Además hay de colores. Se que te van a gustar. Si, a vos, vos sabes que sos vos, que estas leyendo esto, así que subite al tren y andá al tigre a comprartelas, es una orden. Y en fin, tiramos las bolitas de mesa a mesa, y al principio algunos viejos miraban con cara de orto, pero en cuanto avanzaron un poco en copas ya le estaban tirando bolitas en el escote a las esposas (ajenas). Picarones. Me fui al carajo, escribí una bocha. Prometo en unos dias volver a la normalidad. O quizas la normalidad sea esto. Y tambien me duele el oido, y la cabeza, y me lloran los ojos a veces sin razon alguna. Debe ser por el excesivo uso del emepetres o de ver mucha pantalla, en todos los formatos. Quiero ir al campo a descansar, y pq no filmar algo. Me debo un guion para filmar en el campo, uno de cazadores, asi con 3 o 4 personajes nomás, y mucho campo. Tengo un par de imágenes zarpadas para filmar al respecto, pero me falta la historia que las justifique. Muchas historias, películas enteras, son solo una excusa para justificar un plano, una escena. Esta bien. Bueno, me fui por la ramas, como Tarzán. Hablando de ramas, ahora me acordé de…