Chico Ortuzar

Hoy vuelvo a una sección que había olvidado hace ya varias semanas: la interpretación de las letras de canciones. Anteriormente me dediqué a dos canciones infantiles de Maria Elena Walsh (destramando como Manuelita es una vieja concheta y Osías víctima del sistema capitalista) pero hoy quiero desmentir una creencia con respecto a un estandarte de la música rock chilena: Los Mox. Autores de temas tan criticados por los eruditos de la cultura musical como “te vez tan linda cuando tomo”, "lo cortes no quita lo caliente", “me chupó las bolas” o la efusiva “ataque de caca”, trataremos hoy de reivindicarlos para que vean que también tienen sensibilidad por valores como la amistad, la lealtad y la fraternidad.

Hoy: Chico Ortúzar.

Tengo un nuevo amigo que
no hace mucho conocí
de inmediato me agradó.

Cariñoso y muy cordial
es profundo y sin igual
Chico Ortuzar el mejor
Vemos como el autor inmediatamente conoce a este chico y se aferra completamente a la relación, resaltando en sus cualidades personales valores tan sensibles como el cariño y la cordialidad.

Un poco apretado
y por fuera no muy lindo
por dentro es el mejor el chico
Queda asentada esta primera enseñanza: No importan las apariencias y lo superficial, lo que importa es lo de adentro.

El me deja siempre entrar
por las puerta de atrás
la abre sólo para mí

Él me entrega su calor
aunque en su interior
el esté bajo presión
El Chico Ortúzar también le otorgo su confianza al autor, y sólo a él, mas allá de las dificultades y los obstáculos que se interpongan entre ellos, lúcidamente connotadas con la idea de la “puerta de atrás”.

De tono bronceado
y un tanto irritable
de cálido interior el chico
Vemos como no sólo insiste con su belleza interior, sino que acepta sus defectos, no trata de cambiarlo.

Y ahora presiona
para que me vaya
no aguanto más
y me voy por el chico

Si tengo que irme
por que él me lo pide
lo hago por él
y me voy por el chico
Sin embargo, el Chico se siente literalmente “presionado”. El autor, conciente de la confianza otorgada por su nueva amistad, lo respeta, es consciente de lo que pide y se sacrifica por él. Fraternidad clara y sincera.

Tuve tantos roces que
al final no lo aguanté
y salí por donde entré

Pero sé que volverá
a abrirse para mí
y con gusto ahí estaré
Sin embargo, y a pesar de su esfuerzo, no puede complacer al Chico. Le falla. Pero de inmediato vemos como el perdón aparece como una moraleja, donde el Chico Ortúzar, teniendo en cuenta el esfuerzo de su amigo, lo va a volver a recibir y sincerarse con él, a pesar de todo.

Un poco absorbente
y a veces juega sucio
lo doy todo por el
todo por el chico
Y por ultimo, aceptando nuevamente sus defectos, aceptando a la persona tal como es, se evidencia la amistad como valor por sobre todas las cosas.

Algunas personas criticaron a esta canción argumentando que es una oda al sexo anal y la homosexualidad. Fabuladores. No se donde sacaron esa idea. Si hay algo que esta letra defiende es la fraternidad y la amistad como valores fundamentales en una sociedad demacrada.

Así, queda evidente como el análisis directo y superficial de las cosas nunca terminan de demostrarnos la realidad enmascarada. Hay que mirar al sesgo, buscar una perspectiva diferente para entender lo que realmente se está diciendo. Sobre ésto ejemplificaremos mas tarde, de la mano de un gordito simpaticón (o no tanto), un amigo de la casa, llamado Žižek.
Larga vida a Los Mox.