3 en 1

Ayer y hoy tenia ganas de subir algo. Pero no estaba seguro de qué. Tampoco se porque tengo este compromiso de subir algo casi todos los días. Soy medio nabo. La cosa es que tenía un par de boludeces escritas, pero ninguna me convencía demasiado. A ver si sumando las tres sacamos una(1)…

Dicha
- Seamos felices mientras podamos…
Le dijo un jardinero a otro.
Y este chiste, como todo buen chiste, esconde una connotación política. Porque todos nos sentimos bien, somos felices, cuando hacemos lo que nos gusta, cuando nos identificamos con nuestro trabajo. Nos encontramos con nosotros mismos, nos vemos reflejados en lo que hacemos, disfrutamos. En cambio, el obrero de la sociedad capitalista esta condenado a realizar un trabajo ajeno, para el Sr. Burgués; está alienado con su trabajo, y por lo tanto consigo mismo. Se deprime porque no puede realizarse.

Algunas escenas de la vida cotidiana
El otro día me junte con unos amigos del colegio, la mayoría de la primaria, de los cuales un par no veía desde hace rato. Años. Entre otras cosas(2), estuvimos casi dos horas reloj delirando con una anécdota de un compañero al cual la profesora de natación lo había tildado de Corky. Pero incluso le decia, en frente de todos, “Dale Corky, tirate al agua”. Él, en esa época, se excusaba “yo la puteo bajito cuando me tiro”. Después a la profesora la echaron.
Imaginamos, ya promediando las ocho de la mañana y con una generosa graduación alcoholica, todas las situaciones posibles por las que pudo haber pasado la profesora y el desventurado alumno.
Hacia mucho que no me reía tanto. Ya no sólo me dolía la boca y la panza de tanto revolcarme, literalmente, por el piso; sino que ya me estaba empezando a doler la cabeza; probablemente a causa de mi cerebro que no toleraba semejante grado de estupidez(3).

Y un día, se hizo la luz
En casa siempre que se corta la luz se da un momento familiar. Jugamos a las cartas a la luz de las velas, charlamos mas... hasta que vuelve y de repente, chan... cada uno en lo suyo de vuelta. La play, el dvd, la tele, la compu.

Esto me despierta una reflexion medio pedorra: la tecnología en vez de acortar distancias, las promedia. Uno esta tan cerca de su familia, con quien comparte su casa, como de su primo que vive en Castelar(3).


(1) No creo. Mierda + mierda + mierda, es mucha mierda, no un pastel ¿?.
(2) Cervezas y pizza, lo de siempre.
(3) Soy consciente de las graves implicaciones morales y éticas que esto implica. En realidad no se si debería publicarlo, pero bueno, confío en que ustedes, mis sabios y competentes lectores, sabrán entender. Somos jóvenes e ignorantes.
(4) Supongamos, como es mi caso, que Castelar queda lejos.