Sobre algunos contadores de chistes

Sabio y venturoso quien se reprime los chistes, sabiendo que no tiene la habilidad para contarlos. El ridículo esta a sólo un paso de distancia.
Son ejemplos:

El que no tiene gracia y se deprime
Esta bueno, pero que se yo, no se contarlo bien, no me acuerdo… resulta que el nene le dice a la mama que en la escuela le dicen dientudo, y entonces ella le responde que tiene que cerrar la boca, porque raya el piso, eso era, pasa que hay que saber contarlo, bien contado esta bueno, en serio…

El que anticipa el final
Che, conocen el chiste ese de “uh, entonces cague en el lavarropas!”?
O bien…
¿Mama, mama las cucarachas camin… ah no, me equivoque, que bolú, jojojo(1)

Los que no llegan a contarlo porque se rien
Jajajaja me hiciste acordar de un chiste, jajaja, no, es buenísimo, resulta que, jajajaj, viene el galle… jasjajaa, viene el gallego y le dice al otro, jajajaja, no para, no puedo boludo! es buenisimo en serio! viene y le dice “oye manolo…”, jasjajjafdkf, no boludo no puedo, ajagjg, no puedo, contalo vos… asdjkashf, contalo vos, es buenisimo posta, ajasjagfdfgfdj (2)


El que explica demasiado
Resulta que Paco, un gallego, es decir, una persona nativa de una zona de España de la cual sus habitantes son reconocidos mundialmente por una característica lentitud mental, viene caminando por una calle pueblerina angosta, típica de la zona. Entonces se cruza con Manolo, otro nativo del mismo sitio, un vecino y amigo de hace varios años, con quien trabajo mucho tiempo en un taller textil, y luego de saludarlo y realizar las demostraciones tradicionales de afecto fraternal, le pregunta, con la intención de hacerle un chascarrillo y animar el ambiente:
- ¡Oye manolo! ¿Cuanto es 4 + 4?
Su compañero, luego de pensar un rato la suma en cuestión, responde incorrectamente, evidenciando su rasgo característico antes mencionado:
- 7.
Y entonces, Paco, entusiasmado, pero dejando pasar el hecho de que el sentido cómico de la pregunta reside en la rima que existe entre la respuesta del interrogado y su consecuente comentario, responde:
- ¡El culo te abrocho!
Je, ¿entienden? En realidad Manolo tenia que responder 8, y Paco quiso hacer una broma sin entender desde el principio el chiste que hacia, y le salio mal, y quedo todavía mas entupido que su amigo y…

Y son sólo algunos.


(1) Risa de idiota.
(2) Mi sinceridad me obliga a incluirme en esta categoría.