Fútbol Argento

No soy muy partidario de los temas de actualidad(1), pero quería comentarles que estoy feliz porque volvió el fútbol. Ya quedaron atrás esas tediosas tardes de domingos, o la búsqueda de consuelo en las mañanas de los sábados mirando partidos de la Bundesliga, entre equipos que ni siquiera sabría pronunciar. Además pensar que el año que viene ya se vuelve a jugar un mundial, le da un sentido extra a mi existencia.

Hoy quisiera aprovechar el “buen momento” por el que esta pasando la Selección Argentina para atreverme a tomar algunas notas al respecto(2). Porque los medios (y la gente) son extremistas, se ceban fácil. Cuando nos va mal todos criticamos, pero cuando el equipo gana parece que hasta Lucho Gonzalez es Maradona.

Primero debería especificar que lo que llamamos “buen momento” es un mísero partido amistoso ganado frente a, eso si, una importante selección europea como lo es Francia. Selección con un planteo bastante ofensivo, atípico en el mundo futbolístico de los últimos años. Los quiero ver (a los nuestros, a los franceses ya los vi) jugando una final del mundo con una Italia que se te encaja atrás como poronga de perro alzado y no te deja un hueco donde meter un pique en profundidad; y en cuanto recibís de espaldas al arco tenes una rodilla siciliana incrustada entre las vertebras de la columna lumbar inferior. Así que los méritos del Jogo Bonito de la selección el otro día son relativos.

Otra cosa que se les escapo a la mayoría: el del otro día fue el mejor partido de Riquelme en lo que va de la selección Argentina. Ustedes dirán que no jugó. Yo les diré que por eso. Jugar con Riquelme es como correr con el freno de mano puesto. Te salva un partido cada tanto, con un tiro libre, o con un pase en profundidad, si… pero te caga todo el resto. El problema es que no se puede jugar con Riquelme sin ser Riquelmedependiente, porque todas las pelotas se las van a dar a él. Y depender de un solo jugador, es contraproducente(3).

Y por ultimo quisiera hacer una reflexión sobre la posición de Diego Armando Maradona como técnico. Tengo una sensación ambigua y extraña al respecto. Esta claro que es un motivador, que era algo que les faltaba a los jugadores en los partidos anteriores: cuando jugaban con sus equipos se corrían la vida, pero con la celeste y blanca parecía que se les prendía el freezer en el pecho. Los únicos que parecían seguir entonados, quizás demasiado, eran Tevez y Mascherano(4). Entonces parece que con eso la pegó, realzó las ganas de los jugadores, les devolvió los huevos.
Pero una cosa que me hace ruido es la actitud que tiene frente a las cámaras (o frente al mundo en general, es lo mismo). Ojo que esto es sólo una sensación, pero siento como si siempre estuviera actuando, exagerando. Cuando grita los goles, cuando da las conferencias de prensa, cuando habla sobre algún partido. Puede sonar medio boludo esto que digo, pero no se si es la posición del cuerpo, o la forma de decir las cosas que me suenan medio raras, o el exceso de atención mediática que le dan por sobre el equipo. Como que le falta o le sobra algo, no descubrí muy bien que es. Siento que se ve forzado a demostrar que esta demasiado seguro de lo que hace, y ese intento de evidenciarlo puede querer decir lo contrario. Pero, insisto, es solo una sensación.
Y una cosita más. Maradona es el mejor jugador de la historia del deporte, eso esta claro, y a priori podría tomarse como algo a favor. Pero permítanme el lujo de cuestionarlo un poco, aunque sea para romper un poco las pelotas. No siempre los genios tienen la agudeza de saber transmitir sus dones. Me imagino a Maradona diciéndole a Messi: “Mira (pum!) ves? le pegas así y entra en el ángulo… es una boludez papá!”(5). Requiere un estudio introspectivo profundo, separarse de si mismo y mirar las cosas de lejos, un desglose estructural meticuloso (con perdón de la expresión) de las propias acciones, para llegar a entender los porqué y los como se logra una genialidad. A los genios las cosas les salen y punto. Por eso Dios hay uno solo, porque ni él se lo podría enseñar a nadie.

En fin, disculpen por tirar un poco de mala onda, yo también disfrute el toqueteo de Argentina contra Francia, pero quería compartir algunas opiniones, acá donde puedo hablar de fútbol sin que nadie me interrumpa. Espero estar diciendo boludeces (no seria la primera vez), y que a Maradona le vaya de pelos con la selección. Y quizás esta etapa de nuestro fútbol sirva como inspiración para poner en cuestionamiento y descubrir los reales limites del poder de los Dioses (o de d10s).


(1) Teniendo en cuenta los dos post anteriores debería replantearme esta idea.
(2) Estaba esperando para hacer lo mismo con mi querido rojo, pero el buen momento parece no llegar nunca. Compranada y la p... Igual mientras a rasin le siga yendo asi, tengo alegrias garantizadas para rato.
(3) Y además tiene cara fea, pero no porque sea feo (si es por eso a Tevez habria que exiliarlo), sino la expresión que tiene, como que siempre se esta cagando.
(4) Un acierto que tuvo el técnico: Mascherano + 10.
(5) Esta claro que en general la labor del técnico (y mas de una selección) es otra, mas global, de estructura mas que de técnica personal, pero ustedes entienden que este planteo es mas una idea filosófica berreta que un real cuestionamiento.