Chiste

Era un hombre tan, pero tan feo, que un día se disfrazó de culo y nadie se dio cuenta.


(No se asusten por estas etiquetas molestas, estoy tratando de ordenar un poco. Si no sale, saco todo al carajo.)