2009 II

Hace algunos días comenté mi disconformidad con la idea de conmemorar fechas insignificantes, en comparación con otras que sí tienen que ver con un cambio, permuta, trueque, cambalche, muda, transformación, mutación, metamorfosis, mortadela o lo que sea, personal. Bueno, hoy es una de ellas (una fecha con significado personal (1)).

Podriamos decir, entonces, que mi año comienza hoy.
Esperemos que lo nuevo sea mejor, y no sólo nuevo.

Y qué mejor forma de empezar una nueva era, que escuchando Les Luthiers...


(1) Aclaro, porque me doy cuenta que mi ridícula enumeración de sinónimos les podria hacer perder el hilo del relato. Y aprovecho la cita para agradecer a la tormenta, que acompaña dramáticamente (casi románticamente(2)) dicha transicion.
(2) Cita de cita de cita: En la literatura romantica el clima suele acompañar los hechos dramáticos (no drmámticos de tragicos, sino en cuanto a accion narrada). Si no me creen, lean el maravilloso "El matadero" de E. Echeverria.